El volante de Villarreal sufrió el desprendimiento del músculo aductor con el isquiotibial de su pierna derecha en un partido de la Liga de España frente a Athletic Bilbao por la fecha 12 y fue descartado a 12 días del arranque. La derrota los deja directamente sin opciones matemáticas, mientras que la victoria abre una puerta a la esperanza, aunque deberían esperar una ayuda doble del City.