España ganó a Checoslovaquia por 2-1 y con ello Miera consiguió su primera victoria como seleccionador. “No sabía ni donde estaba cuando salía a jugar”, dice como especie de terapia para borrar todo lo malo. Francia por 1-2 en Sevilla y se puso con ello fin a su imbatibilidad histórica en su ciudad talismán, que por primera vez veía perder al equipo español. En el último partido de la clasificación que jugaría el equipo, este ya se encontraba sin ninguna opción de acceder al torneo.