Al ganar la I edición de la Copa UNCAF en 1991, Costa Rica clasificó para la Copa de Oro de la Concacaf 1991 que se celebró en Estados Unidos. Esta competición sustituyó al Campeonato de la Concacaf que duró de 1963 a 1989. En este torneo, Costa Rica logró superar la primera fase e integrar las semifinales, cayendo ante Honduras en esa instancia (0-2). Perdió posteriormente ante México el partido por el 3.er lugar (0-2). En la Copa Oro 1993, también cayó en semifinales ante Estados Unidos (0-1, gol de oro de Cle Kooiman) aunque compartió el 3.er lugar de la justa con Jamaica.