Se trata de hombres como Luis Hernández, equipacion españa un extraordinario colocador que pasó por ambas formaciones. De esta forma, Adidas contradice un informe de la Organización de Consumidores Españoles (OCU) que aseguraba que las camisetas de la selección española contienen altos niveles de plomo. Paralelamente, los habitantes de Kazajstán o Bolivia, se dan cuenta de la existencia de Irlanda, tal como saben que los Estados Unidos existen. Rugbier tremendamente dinámico pese a su tamaño, ha jugado de segunda línea, ayudado en la tercera y, actualmente, está siendo utilizado como pilar en la primera por Inchausti para disponer de dos líneas frescas durante los 80 minutos.