Manda el Athletic Club por la mínima gracias a la capacidad de reacción de Iñaki Williams, atento para aprovechar un mal pase atrás de la zaga cadista. Oliver Kahn puso fin a su carrera en agosto de 2008 en un partido Bayern de Múnich-Selección Alemana de Fútbol, aunque en una entrevista que concedió dijo que haría una temporada más con su club «natal», el Karlsruher SC.