La Palma, su ejemplo de civismo con el que, en unos momentos muy duros, ha asumido las recomendaciones de las autoridades priorizando la seguridad personal y colectiva. Los centros educativos son unos de los edificios que más están sufriendo las limitaciones de espacio del coronavirus desde que comenzó la pandemia e incluso ya antes. Una de sus características es su comodidad y son de una anchura media. Su fútbol siempre ha necesitado de ese ciento por ciento de plus que da una máquina perfecta, pero precisamente ese juego al límite, poniendo en peligro su integridad en muchas ocasiones por la camiseta que viste, le ha llevado a penar con todo tipo de lesiones que ahora han pasado factura de manera inevitable.