En la final Inglaterra jugó de local en el Estadio de Wembley, y además comenzó ganando a los 2 minutos con gol de Luke Shaw, sin embargo, en el segundo tiempo Leonardo Bonucci empató para Italia en el minuto 67′. Se llegó a una nueva prórroga pero no se movió el marcador, llevando la final a una nueva tanda de penales. En semifinales, Italia se enfrentó a su «bestia negra», España, rival el cual fue vencedor en las ediciones de 2008 y 2012 (en la final por 4-0), y en la Copa FIFA Confederaciones 2013 en semifinales mediante la tanda de penales, mientras que Italia había logrado vencerles en la Eurocopa 2016. Pese a aquello, Italia en el partido se adelantó con gol de Chiesa en el minuto 60, sin embargo, primera equipacion españa 2022 Álvaro Morata empató en el minuto 80 y el marcador se mantuvo hasta la prórroga y posterior tanda de penales.