Messi fue nominado al premio Puskás, furia esp pero quedó en segundo lugar. El 19 de octubre, anotó su primer doblete, el segundo gol, de penal a lo Panenka, después de una falta sobre Mbappé en el área rival. Su segundo tanto, convertido de vaselina tras eludir a Jerôme Boateng, fue elegido en una votación organizada por la UEFA como el mejor de la competición.