En cuanto a títulos nacionales de Primera División, Claudio Borghi es el entrenador más laureado con cuatro campeonatos, seguido por Platko, Jozić y el paraguayo Gustavo Benítez, cada uno con tres torneos nacionales. Ese año cuajó una magnífica temporada convirtiéndose en uno de los jugadores revelación de la liga española, ayudando a su equipo a clasificarse por primera vez en su historia a la Liga de Campeones -máxima competición de clubes en Europa-.