No pudo evitar la derrota de su equipo por dos a uno. El 30 de enero de 2012 jugó su centésimo partido, entre las dos etapas, con la camiseta del Sevilla en la derrota por dos a uno ante el Málaga en la vigesimoprimera jornada de Liga. «Lo único que me alegra es que no esté muerto«, dijeron, siempre viendo el lado positivo de las cosas. De este modo, Reyes se hizo parte importante de las alineaciones del club en lo que restaba de temporada aunque sólo llegó a anotar un gol.